Buscador para cualquier web.

En ALSF-CHILE

 

PRESENTACIÓN.

 

Hace una década atrás, en ciertas Editoriales de nuestro Correo de Psicoterapia y Salud Mental de ese tiempo, y con relación a algunas reflexiones sobre nuestra vinculación al pensamiento ferencziano escribimos algunas ilustrativas viñetas sobre la misma. Hoy, releyéndolas, y sorprendido por la pertinencia, vigencia y actualidad de las mismas, hemos querido que ellas fuesen nuestra Carta de Presentación de la Asociación Latinoamericana Sandor Ferenczi, toda vez que entonces y ahora, ellas representan el espíritu que nos anima en torno a este proyecto, y que queremos evocar:

Cuando se tiene la comprensión de que poseer la cualidad de la obediencia es un don y que poseer capacidad de lealtad una gracia, se entiende la naturaleza del ser discípulo de una forma distinta a la cotidiana. Se proyecta dicha condición, más allá de lo escolástico, del ser un estudiante o alumno -como su primera acepción sugiere-, o la de ser solo alguien que sigue la opinión de una escuela o maestro, aun cuando viva en tiempos muy posteriores a ellos. Ser discípulos se convierte, entonces, en una definición de un vincular, de una cualidad intersubjetiva, y sobre todo en una de las más curiosas expresiones del Amor. Expresión que tiene cierta belleza en tanto sugiere conciencia de sentido, armonía, y verdad; y que suscita admiración y deleite en tanto en ella se entrelazan dos vinculares cruciales: el Amar y el Saber, representantes a su vez del eslabón perdido de la intersubjetividad y de la estructuración de la mente.

Y, si siguiendo a Bion, aceptamos que la experiencia emocional del vínculo Amor es la capacidad de cuidar, inevitablemente entendemos que también el ser discípulo sugiere el cuidar al maestro para que éste conserve su potencialidad de enseñar, cerrando así el círculo dialéctico del maestro que nutre y el discípulo que cautela, haciendo del discípulo el nutricio y del maestro el cautelado. Así “cuidar” posee una doble orientación, la de quien enseña y la de quien aprende, expresada en distintos planos. [Newsletter Nº 17 (ex nº 43), abril 2009.]

Y, también:

Si un ideario, refiere al repertorio o conjunto de las principales ideas de un autor, escuela, o colectividad, obligatoriamente debiéramos acuñar dicha expresión para identificar nuestra toma de posición frente a la obra de Sandor Ferenczi y la miríada de esfuerzos que en las dos últimas décadas intentan resituar la posición que le corresponde al analista húngaro en el campo del pensamiento psicológico, psiquiátrico y psicopatológico. Ideario, que sugiere una opción y un propósito, a la vez que un compromiso y un estigma: opción, en tanto derecho de elección, ahí donde el conjunto de conocimientos ferenczianos distinguiéndose de decenas de discursos sobre el objeto psicológico viene a presentizarse innovador y revolucionario, propósito en cuanto trascendiendo la mera expresión de intención signa todo quehacer a favor del hecho al que dicho ideario refiere; compromiso, que sugiere la fe empeñada y el acto de renuncia a lo propio para subordinarse a un orden externo, y finalmente estigma, cual marca que identifica, y a la vez obliga. [Newsletter Nº 4 (ex nº 30), julio 2004.]

Y finalmente,

El momento actual, nos encuentra en un nuevo esfuerzo por continuar presentizando tanto la figura de Ferenczi, como sus aportes a la comprensión del funcionamiento de la mente. Y, a pesar de que sus elaboraciones atraviesan transversalmente la discursividad de lo psíquico imperante, y de que los debates actuales, en gran medida, inevitablemente pasan por sus concepciones teóricas y clínicas, ya sea en sus intentos por entender el devenir del funcionamiento de la mente y el suceder de la cura psicológica, ya sea como los esfuerzos por entender el impacto de los cuidadores, del trauma, o del abuso -en cualquiera de sus diversas manifestaciones- en el desarrollo del psiquismo humano, la presencia de Ferenczi y sus teorizaciones, aún son desconocida y/o ignoradas por una gran mayoría de quienes conforman el mundo Psi. [Newsletter Nº 12 (ex nº 38), junio 2007]

 

Con estas tres viñetas hemos querido presentarnos e invitarlos a participar en este proyecto de nuestra Asociación Latinoamericana Sandor Ferenczi. El estudio de las ideas ferenczianas, es una tarea aún pendiente, y a pesar de que en las últimas décadas ha empezado a materializarse en un quehacer concreto y específico, que sus ideas atraviesan parte importante del acervo psicológico, psicoanalítico y psicosomático contemporáneo, y de que ellas se encuentran subyacente  en muchos de los conceptos y desarrollos de la clínica psicológica que se manejan en la actualidad; muchas de sus más originales y creativas concepciones aún no se encuentran desarrolladas, reconocidas ni posicionadas en marcos conceptuales conocidos a  pesar de lo visionaria y revolucionaria que resultan ser. Ferenczi ha sido definido no solo como la madre del psicoanálisis sino también como el precursor de la Psicología del Siglo XXI; para nosotros también es el adalid de un nuevo Marco Psicobiológico en Medicina, el Bioanálisis o Modelo Bioanalítico, y avanzar en esta dirección es parte de los propósitos de nuestra Asociación.

 

ALSF.

CARTA DE PRESENTACIÓN


 

 

Asociación Latinoamericana de Sándor Ferenczi. ALSF. 2015-2018.

 

Versión 0.1. Página Web lanzada con Fecha 01 de Mayo del 2015.

En mejora Versión 0.65- Junio 2018.

Copyright. © Alsf-chile.org. Licenciado en Informatica  Multimedia.  Uniacc. 2016.