Buscador para cualquier web.

En ALSF-CHILE

VIDA DE GEORG GRODDECK.

  • PRESENTACIÓN.

    En esta sección encontraras una serie de entradas dedicadas a presentar a quien fuera uno de las personalidades más originales, atractivas y carismáticas de inicios del siglo XX. Georg Groddeck, pensador, médico, psicoanalista, literato y filósofo, a quien debemos la fundación de la medicina psicosomática, del concepto del Ello y de una original teorización sobre el sentido de lo organísmico.

    De él, Alan Watts, dijo “Era un hombre completamente maravilloso, que lograba que todos se sintieran muy tranquilizados junto a él. Podían sentir una atmósfera de implícita fe en la Naturaleza, y específicamente en la propia naturaleza interior. No importaba como, había una sabiduría dentro de él. que podría parecer absurda, pero en la cual se podía confiar” y de quien Herman Kaiserling, el filósofo lituano, comentó que nadie le hacía recordar tanto a Lao Tse como Groddeck.

     

    ALSF-CHILE

     

    Ps. Juan V. Gallardo Cuneo

    jgallardo@alsf-chile.org

  • BIOGRAFÍA.

  • CRONOLOGÍA DE GEORG GRODDECK.

    1849

     

    Karl Groddeck, escribe “Sobre la enfermedad democrática, nueva forma de locura”.

    1850

     

    Karl y Caroline se ponen de novios. Y viven donde los Koberstein, Karl, se enferma, y es cuidado por Madam Koberstein y su hija.

    1852

     

    Matrimonio de Karl y Caroline, nace Karl (Brummi), el año siguiente (frecuentes crisis de epilepsia). Nacimiento posterior de Hans.

    1861

     

    Nacimiento de Wolf.

    1864

     

    Nacimiento de Lina, enclenque y siempre enferma.

    1856

     

    Nace Sigmund Freud.

    1866

     

    Nace 13 de Octubre de Walter George Groddeck, “Pat”, en Bad Köse, provincia de Saxe en Bad Kösen, Alemania. Es el quinto hijo de la pareja. (Karl “Bummi”, Hans, Wolfram, Lina, y George. Rápidamente es confiado a una nana la "resplandeciente Bertha". Hasta la edad de nueve años era vestido como niña.

    1873

     

    Nace Sandor Ferenczi.

    1875

     

    Asiste a la Escuela de niños del Dr. Raabe, Crisis de "fiebre nerviosa" .

    1878

     

    A los 12 años al momento de partir al colegio, cae enfermo, será internado semanas más tarde. De buen alumno pasará a ser "mal alumno", indisciplinado, perezoso, siempre somnoliento. Azotado y encerrado se le llamará "el rey de las prisiones".

    1880

     

    Lina es confirmada en la Iglesia Protestante.

    1881

     

    Crisis financiera y económica. La familia Groddeck está arruinada por especulaciones azarosas, se vende la casa. Karl Groddeck parte a Berlín para ejercer como generalísimo en un grupo de un ministerio. Georg acompaña a su padre en sus visitas.

    1882

     

    Escuela en Pforte. Escarlatina, que se complica con una enfermedad del riñón.

    1884

     

    Comienza a acompañar a su padre a visitar enfermos domicilio. Conversaciones y elogios a Ernest Schweninger.

    1885

     

    Crisis de paraplejia y Muerte por una crisis cardiaca de su padre. Reacción de “cólera frente a la muerte”. Desastre financiero en la familia. Comienzo de los estudios de medicina, en la Universidad Kaiser Wilhelm de Berlín. Brummi, alegremente encuentra un lugar como redactor en el Vossische Zeitung, Georg continúa sus estudios de medicina, después de haber obtenido una beca. Reencuentra al célebre Schweninger (1850-1924), el "diablo negro", quien ha sanado y sometido a Bismarck, el canciller de hierro. Fascinado por este hombre que enseña hidroterapia, dieta y masajes, se convierte rápidamente en un alumno entusiasta, y posteriormente en un ayudante dedicado.

    1889

     

    Groddeck se gradúa y escribe una tesis sobre la hidroxilamina. Schweninger lo invita como asociado.

    1890

     

    Servicio militar .

    1892

     

    Muere su madre Caroline, el 20de septiembre, mientras está ene. Servicio Militar.

    1894

     

    Conoce a Else von der Goldtz-Neumann, casada con 2 hijos: Joaquim y Ursula. Else se separa. La familia, además de Lina se instala en Baden-Baden donde está el Sanatorio de Schweninger.

    1896

     

    Asistente de Schweninger. Else se divorcia.

    1897

     

    Georg se casa con Elsa. Lina abre una casa de huéspedes en el 8 de Kapuzinerstrasse, Groddeck tiene un consultorio en el 22 de Luisenstrasse .

    1899

     

    Se trasladan todos a Villa Monbijou al 16 de Werdersrtrasse.

    1900

     

    Obtiene un préstamo, compra la casa del lado 14 de Werderstrase y abre su Sanatorio en Baden-Baden (Satanarium como dirían sus enfermos).

    1901

     

    Empieza a escribir literatura. Historia de Frau A (cura de cálculos renales).Nace Bárbara, hija de Else y George. Poco después se separa de Elsa, y se refugia en el trabajo y la escritura: poemas, ensayos, romances, piezas de teatro.

    1903

     

    Muerte de su hermana Lina. Publica Ein Frauenproblem (un problema ginecológico).

    1904

     

    Aparición de síntomas de bocio.

    1905

     

    Publica Ein Kinde der Erde (Un hijo de la tierra), relato un tanto autobiográfico.

    1906

     

    Publica Die Hochzeit des Dionysos (Las bodas de Dionisio). Muere su hermano Wolf, dejando esposa y cuatro hijos. Groddeck se encarga de mantener a la familia. Groddeck escribe numerosos artículos sobre "la circulación del agua en el cuerpo".

    1909

     

    Aparece en Lipzig, "Hacia Dios-Naturaleza". Su hermano Bummi muere del corazón. Inicia el tratamiento de Fraúlein G. Groddeck, agotado, y deprimido, se encuentra con esta paciente que le hace comprender la función de los símbolos, y surge su comprensión del mundo de lo simbólico, de las relaciones entre el soma y lo psíquico y de la escucha terapéutica.

    1910

     

    Finaliza la depresión, renace la pasión. Tragödie oder Komödie (Tragedia o comedia), un pequeño volumen sobre Ibsen.

    1911

     

    Publica una colección de ensayos Hin zur Gottnatur (Hacia la naturaleza divina).

    1913

     

    Para poner punto final al primer período de su vida médica publica Nasamecu (“Naturat sanat, Medicus Curat”), en homenaje a Schweninger incluyendo ciertas críticas al psicoanálisis. Copra l Psicopatología de la vida cotidiana y La interpretación de los sueños. Crisis al comparar su discurso y el de Freud. .

    1914

     

    Primera Guerra Mundial. Se separa definitivamente de Else. Muere Hans, el ultimo de sus hermanos. Primera Guerra Mundial, es nombrado responsable de un hospital de la Cruz Roja en Baden-Baden.

    1915

     

    Junio. Conoce a una joven viuda sueca, Emy Von Voigt, quien era masajista sana, la cura, y luego la contrata como ayudante. Termina de escribir El escrutador de almas.

    1916

     

    Emy viaja a Hamburgo y trabaja en un Hospital Militar. Para dar a conocer sus ideas sobre las enfermedades se organiza con sus conferencias de los miércoles. Y en el Sanatorio circula el boletín Satanarium.

    1917

     

    Emy vuelve en Julio a trabajar en Baden-Baden. El 27 de mayo escribe su primera carta a Freud, en julio Freud le responde "Usted es un psicoanalista soberbio... miembro incondicional de la horda salvaje". En esa carta Freud hace mención de Ferenczi (7 de junio de 1917, ver Correspondencia Freud-Groddeck). Ese mismo año, Groddeck publica en Verlag Determinación psíquica del tratamiento psicoanalítico de las afecciones orgánicas. Ferenczi lo comenta en el Internationale Zeitschrift. Origen del concepto de la psicosomática.

    1918

     

    Escribe la primera novela,”El escrutador de almas” su personaje central se llama, Thomas Weltlein, e libro genera un pequeño revuelo y es calificada de muy licenciosa por ciertos analistas. Steckel hace del lector-corrector.

    1919

     

    Groddeck le hace llegar a Freud el manuscrito de Seelensucher El Dr. Millais Culpin solicita ayuda en una investigación al Dr. William Inman, cirujano oftalmólogo. Terminan las conferencias psicoanalíticas para uso de los pacientes del Sanatorium.

    1920

     

    Presentación en el 6º Congreso Internacional de la Haya, y adhesión al la Asociación Psicoanalítica de Berlín. Presenta la conferencia "Sobre el psicoanálisis de la orgánica del hombre". Primer encuentro con Freud. Presentación con Emy y pequeño escándalo en el círculo psicoanalítico. 9 de septiembre diserta en el Congreso: “Yo soy un psicoanalista profano” (salvaje). Segundo escándalo. Impresión favorable en Otto Rank, Ernst Simmel, Sandor Ferenczi y Karen Horney. En el Internationale Zeitschrift für Psychoanalyse, Groddeck publica Cumplimiento del deseo y castigos terrestres y divinos, así como Análisis Sintomático.

    1921

     

    Publicación de la novela psicoanalítica “El buscador de alma”. Es admitido en la Asociación Psicoanalítica de Berlín, bajo presión de Freud. Mayo: Groddeck invita a Freud a pasar algunas semanas de reposo en Baden-Baden. Freud rehúsa diplomáticamente. Groddeck renovará esta invitación muchas veces. Agosto: Ferenczi y Gisela aparecen en Baden-Baden para un tratamiento, para encontrarse con Groddeck "como colega más que como paciente". Es el debut de una amistad que durará hasta la muerte de éste ultimo. Inman publica “La emoción y los síntomas de los ojos”.

    1922

     

    Congreso psicoanalítico de Berlín. Groddeck expone “El vuelo de la Filosofía” y tiene una aceptable acogida. Conoce a Lou Andrea Salome.

    1923

     

    Publicación del Libro del Ello (originalmente Cartas a una amiga). Frustración de Groddeck antela reacción de Freud. Logra divorciarse de Else y se casa con Emy.

    1924

     

    Emy termina de traducir al sueco Sicopatología de la vía cotidiana de Freud.

    1925

     

    Groddeck edita un pequeño periódico Die Arche con ensayos de diversos autores. Izette de Forest pasa unos días en Baden-Baden junto a los Ferenczi. ¿???Groddeck asiste al Congreso de Hamburgo, Freud no va. En Noviembre: Groddeck le hace una visita corta a Freud enfermo, quien está en víspera de una operación. Groddeck escribe "El sentido de la enfermedad". En su revista bimensual de difusión interna, Die Arche (El Arco), aparece en esta época junto con numerosos artículos "sobre la resistencia de la transferencia", sobre la respiración, sobre el objeto y el psicoanálisis, sobre el cuello grueso....

    1926

     

    Freud le escribe a Groddeck por sus 60 años. Publica La elaboración de los sueños y el funcionamiento de los síntomas orgánicos, incluyendo una critica al Bioanálisis de Ferenczi. En abril se celebre a en Baden-Baden el primer Congreso Medico General de Psicoterapia. El Arco publica numerosos artículos de Groddeck: El absurdo de una psicogénesis", "Contribución a la catamnèse de los males de cabeza, más ciertas notas sobre la técnica psicoanalítica", "Un análisis de síntomas", "Consideraciones psicoanalíticas sobre la arteriosclerosis", "Sobre la bisexualidad", "La constipación como tipo de resistencia", "Tratamiento psicoanalítico de las afecciones orgánicas", "Sobre los cálculos y los cólicos biliares", "El análisis profano", "Sobre la reflexión". Groddeck desarrolla en Berlín un ciclo de conferencias sobre el Objeto: El Objeto del psicoanálisis; lo cotidiano; la enfermedad; el tratamiento; ciencia y arte; el Objeto y los evangelios.

    "Trabajo del sueño y trabajo de los síntomas orgánicos" aparecerá en el Internationale Zeischrift für Psychoanalyse.

    1927

     

    El Arco publica: El anillo de los Nibelungos, Música inconsciente, Peer Gynt, Fausto, Struwwelpeter... Llega al Sanatorio. Margarete Honneger, quien será la futura heredera del patrimonio literario... Ferenczi de su estancia en Estados Unidos, va Londres y de ahí directamente a Baden Baden. Visita a Inglaterra, da una charla ante la Sociedad Psicológica Británica. El viaje es todo un éxito.

    1928

     

    A partir de este año, la referencia del psicoanálisis se hace cada vez más extraño: consideraciones sobre el principio de la psicoterapia, comunicaciones clínicas sobre 20 años de práctica psicoterapéutica, sobre el tratamiento psíquico de los cálculos nefríticos.

    1929

     

    "Descanso y reflexiones".

    1930

     

    Bajo el gobierno de Hitler se censura y disuelve la Sociedad de Psicoterapia. Después de varios años, Groddeck escribe a Freud, nuevamente. Se reactiva la Correspondencia. "Ernst Schweninger –el médico". Groddeck, invitado a Londres a un congreso "sobre Investigación Sexual", dicta una conferencia sobre la "afección orgánica especializada como forma de la expresión de la sexualidad".

    1931

     

    Escribe "La bisexualidad del ser humano", "Masaje", "Una cita de Fausto". “La influencia de la literatura inglesa en Alemania”.

    1932

     

    "De la visión, del mundo del ojo, de la visión sin ojos", "Camino hacia el Objeto".

    1933

     

    Muere Sandor Ferenczi de anemia perniciosa. Correspondencia Groddeck y Gizella Palos. Groddeck, escribe "Del vientre del hombre y de su alma", "Me quedo helado", "El ser humano como símbolo: consideraciones sin pretensión sobre el lenguaje del arte", "Ser humano y persona", "Influencia de la literatura inglesa en Alemania".

    1934

     

    Enero: Crisis cardiaca. Escribe. "De la determinación psíquica del cáncer", "De los miembros del hombre y su alma", "De la boca y su alma". Groddeck le escribe a Hitler a propósito de leyes antisemitas, Está persuadido que el hombre fuerte está mal informado y mal aconsejado. Le propone un plan para eliminar el cáncer de Alemania.

    Frieda Fromm-Reichman le hace una invitación para dar una conferencia ante la sociedad Suiza de Psicoanálisis sobre "La visión, del universo del ojo, y la visión sin ojo". Después de la conferencia, Groddeck tiene una nueva crisis cardiaca, ella acompaña en estos últimos días. Durante este periodo sufre un colapso, y es transportado al Sanatorio de Knonau donde fallece.

    Después

    1942

     

    Fallece Else von der Goldtz-Neumann.

    1957

     

    Fallece Bárbara en Baden Baden.

    1961

     

    Fallece Emy von Voigt.

    1963

     

    El libro del Ello es traducido al francés por primera vez. Se hace rápidamente popular.

  • EPISTOLARIO.

    • CORRESPONDENCIA ENTRE GRODDECK Y FERENCZI.

      Georg Groddeck a Sandor Ferenczi

      Baden-Baden, 12-11-1922.

       

      Querido Sandor,

       

      Hasta hoy no te contesto al tratado del 11 de octubre, así que me encuentro en una posición ventajosa, ya que tú has olvidado lo que escribiste. Voy a pasar por alto el autoanálisis y sus resultados, pues tengo poco que decir sobre eso, no llego a nada con este modo de expresión. En mi opinión, el analizador principal es la vida misma y lo que hacemos nosotros, los médicos, es la mayor parte del tiempo una sobrestimación de nuestros propios méritos. Somos instrumentos sin voluntad de los que la vida se sirve por algún objetivo siempre indescifrable. Cada vez que un destino benévolo me envía por un breve instante esta intuición me siento bien y sereno, ya puede pasar lo que sea, en mí o a mi alrededor. Pero no veo por qué la vida no debiera utilizarme como instrumento de mi análisis, tan bien como para el de cualquier otro. Basta esperar para ver los resultados. Mi última enfermedad, que al principio había facilitado un material tan escaso, de repente me ha inundado con una oleada de recuerdos, de interpretaciones y de lo que llaman conocimientos. Estoy suficientemente satisfecho con ella.

      Creo que la diferencia entre nosotros dos es que tú te empeñas en querer comprender las cosas, y yo no. En otras palabras, recuperado de los procesos de pensamiento de la moda psicoanalítica, me siento a gusto en la imagen del cuerpo materno, con mi oscuridad, y tú te quieres escapar. Como tenemos las pulsiones dirigidas de un modo tan diferente, la materia para discutir no amenaza con faltar, lo que es una garantía para que dure la amistad. Siempre tendremos algo sobre lo que discutir. Así, por ejemplo, tú admites que para el éxito del análisis la transferencia paterna es necesaria. ¿Pero por qué la transferencia materna o sobre los compañeros o sobre el biberón o el ritmo o la muñeca de goma y el sonajero han de ser menos útiles? Me gusta la indeterminación, dudar, y ante todo de buena gana dejo que la gente cuide de mí. Por eso el descubrimiento del Ello me resulta tan acogedor. Tengo la impresión de que te gusta reír, a mí también me gusta. Entonces, ¿por qué debemos tomarnos tan en serio lo que llaman científico? Para mí, es como si la ciencia se detuviese desde que transformada en regla se convierte en ley. Pienso que el proceso del establecimiento de leyes está ya tan avanzado en nuestra especialidad que lo esencial ya no lo pueden descubrir los analistas convencidos sino sólo los escépticos, entre los cuales cuento a Freud, a ti y a mí. Freud se ve obstaculizado por su desafortunada creencia en la necesidad absoluta del bautizo, de dar nombre, pero su genio hace contrapeso. Tú tienes bastante de eso, pero estás empeñado en que se te reconozca y no adviertes que el gran sombrero del adulto rodea su maldita cabeza para que, sobre todo, nada entre ni salga, para nosotros, niños, no es más que un juego, gracias a Dios, un juego. Y yo, para terminar, no produzco nada, soy demasiado maternal, dispuesto a recibir, a dejar crecer; a mis juegos con mi hermana, por lo demás mayor que yo, los llamábamos Madre e Hijo, y yo casi siempre era la madre. Y además soy una máquina de digerir que recoge las ideas extrañas y después de una apropiada elaboración las restituye bajo forma de salchicha, de manera que hace falta mucho trabajo y ciencia para conjeturar la forma de tal o cual elemento constituyente.

      No te gustan los análisis de números, quizás en efecto sean falsos, ¿pero qué se puede hacer si son útiles? Y jamás en la vida me harás creer que no has echado mano de lo útil.

      Y ahora, presta atención a una frase malintencionada: “el análisis es un fenómeno social, una repetición de la educación de otro tiempo”. Sí, desgraciadamente desembocó en esto, pero si nosotros lo hacemos no es porque esté bien sino porque somos vanidosos y a menudo sembramos la desgracia con nuestra educación. No querer mejorarme ni a mí ni a los demás; quien fuese capaz sería un verdadero mesías.

      El hecho de que proyectamos nuestros propios complejos en los descubrimientos científicos es algo obvio. De qué otro modo podríamos descubrir nada.

      Ahora, para terminar: nadie busca proseguir mi análisis en mayor estado de tensión que yo. Probablemente no sabes qué expectativas vinculo a eso, pero es algo personal; el que los colegas anticuados insistan de tal forma sobre el análisis de cada candidato es sólo para recalcar el que nosotros, los juiciosos, no lo necesitamos -pues ninguno se ha analizado-. Pero vosotros sois tontos, así que venid y escuchad lo que hombres sabios saben repetir después de Freud sobre Edipo, Totem y tabú(1), teorías sexuales infantiles, complejo anal o de castración, sin comprenderlo. “El mundo es redondo y yo soy el centro”, solía citar mi tía Anna, y es el punto de vista de todos los hombres. Freud llama a esto narcisismo. Esperemos que no haya olvidado reírse.

      ¿Qué qué pasa con Budapest? No lo sé. Está en manos de los dioses. Por el momento hay muchas posibilidades de que no tenga vacaciones. A uno de mis conocidos más próximos se le ha metido en la cabeza atrapar un teratoma inoperable y ahora quiere que le cuide. Probablemente ha oído decir que en Marienhöhe se muere más fácilmente que en cualquier otra parte.

      Saluda a Gizella de mi parte, y dile que su hija y su hermana son dos agradables personas que da gusto cuidar. Pronto os convenceréis de que Elma no ha empeorado aquí.

      ¿Pero donde tienes la memoria? Hemos hablado mucho de tus problemas respiratorios, pero desgraciadamente te has callado muchas cosas. Pero eso es la vida, reprimir, en eso consiste.

       

      Emmy está resplandeciente, quisiera que pudiéseis verla ahora.

       

      Os saludamos a los dos afectuosamente. Con mi fiel amistad.

       

      Groddeck

       

      Correspondencia 1921-1933. Sandor Ferenczi; Georg Groddeck. Colección del sillón de orejas. Colección del Lunar. 2003 Introducción. Traducción y edición: Ángel Cágigas.

       

      Nota:

      1.- Totem y tabú, en Freud, S. Obras completas, Orbis, Barcelona, 1988, pp. 1745-1850.

      .

      Lunar

    • CORRESPONDENCIA ENTRE FREDERICK KOVACS A VILMA KOVACS.

      INTRODUCCIÓN

       

      Correspondencia Frederic Kovacs a Vilma Kovacs(1).

       

       

      Se presentan algunos extractos de una serie de cartas escritas por Fréderick Kovàcs, durante su estadía en Baden-Baden en el sanatorio del Dr., Groddeck, a su mujer Vilma Kovàck, radicada en Budapest. Vilma Kovàcs, fue una paciente de Ferenczi quien posteriormente se transformaría en alumna de éste; ella llegó a ser un importante miembro de la Asociación Psicoanalítica de Budapest, y estaba especialmente interesada en los asuntos de la formación de los analistas. Mujer divorciada con tres hijos –raro en esa época-, se había casado con Frederick Kovàcs, un arquitecto, quien adoptó y educó a sus tres niños.

      La hija mayor, Alice –quien sería la esposa de Michael Balint- también psicoanalista, publicó numerosos artículos, y un pequeño libro en francés traducido a varios idiomas: Psychologie de la chambre d'enfants, ella murió en Manchester, en agosto de 1939. La hija menor, Olga, era artista y fue quien diseñó junto a Robert Beréreny, la serie de caricaturas del Congreso Internacional de Psicoanálisis de Salzbourg, en 1924; Françoise, el más joven de los niños, se convirtió en arquitecto al igual que su padre.

      Los Kovàcs fueron amigos personales de los Ferenczi. Sandor derivó a Frèderic Kovàcs, hombre grande y gordo que sufría de diversos problemas cardíacos, circulatorios y digestivos de orígenes inciertos, al Sanatorio de Groddeck. Después de un tiempo de vacilaciones, Fréderick Kovàcs se decidió por fin a llevar a cabo una cura, que se inicio en 1927, y la que debió ser continuada por otras visitas posteriores. La primera duró siete semanas, del 7 de enero al 28 de febrero de 1927, y durante las cuales le escribió a su mujer diariamente. En las cartas, se consignan día tras día, casi hora en hora, todos los detalles de su vida en el sanatorio y su tratamiento; así como todas las conversaciones que tuvo con Groddeck.

      Las cartas de esta época, nos permiten conocer el interior la atmósfera que reinaba en el "Sanatorio", -también evocar con nostalgia a Ferenczi- y ofrecen una aproximación al conocimiento del tipo de transferencia que se establecía entre el doctor Groddeck y sus pacientes.

       

      Notas

      1.- Trabajo libro a partir del texto: Ferenczi Groddeck, Correspondance (1921-1933), Payot, Paris, 1982.

       

       

      Fréderick A Vilma Kovac.

      7 de Enero de 1927.

       

      Llegué aquí exactamente a la siete y media de las tarde, un mayordomo me vino a buscar, y contrariamente a mi expectativa, -yo creía que encontraría un pequeño lugar un tanto derruido en una calle estrecha, con pequeñas habitaciones-, el coche me condujo a un distrito de la ciudad, en donde había un gran edificio en medio de un bello jardín, y en el cual se me asignó una habitación muy agradable, espaciosa y luminosa. Aquí te muestro como es: [a continuación un dibujo]. Al frente un encantador ventanal, enteramente de vidrio, con una vista hacia la ciudad, la pieza como el balcón, alegremente arreglados; mi cama es excelente y todo es de una pulcritud extraordinaria, ejemplar. La cocina es excelente y refinada. Groddeck, va a venir a visitarme esta misma tarde, por un breve momento, y en la mañana va a hacerme unos masajes, que se sienten como si uno tuviera encima a un cosaco de 200 kilos. Puedes imaginarte que después de esos cuarenta masajes respiratorios apenas si tengo algo de aliento. Luego, el me ha prometido que después de cuatro o cinco días y no me daría mucho de comer menos ni de beber (este último punto no me inquieta gran cosa, porque no me ha quitado el café negro). Puedo también fumar cigarros, y también estoy contento porque puedo pasar el tiempo tranquilamente. Al mismo tiempo me ha prescrito baños turcos, cada día uno para diferentes partes del cuerpo; hoy, por ejemplo, tuve un baño de brazos (37º R(1)), y transpiré como un caballo. Me ha dicho que no puedo hacer caminatas por el momento. Es bastante más simple soportar todo aquello que de otra manera no habría hecho, y además porque llueve a cantaros. Además, usted me conoce(2), siempre me ha molestado no saber donde estoy.

      Ya he protestado contra una costumbre insensata. Aquí se sirve el desayuno a las siete y media, mientras que la actividad diaria comienza a las 9 menos quince. Yo he dicho que cuando veo que todo está oscuro, me voy a dormir. De todas maneras, no sé que hacer con mi día. Ahora es mediodía, y todo lo que te he contado sucedió durante la mañana; ¡ah!, también Groddeck me ha dicho que mi vientre, es verdaderamente espantoso. Naturalmente los medicamentos están prohibidos, pero se me ha permitido traer mis píldoras por si me siento mal. Ahora, una vez que termine esta carta voy a hacer un recorrido alrededor de la casa; voy a respirar el aire del lugar a pleno día. A la una y media tomaré una colación, que no será  más que frutas, y después de eso voy a leer algo, y Dios sabe que más. A las 8:00 Groddeck vendrá a verme de nuevo. No hay más que tres pacientes, aparte de mí, así que él  tiene tiempo para dedicarme.

       

      ...Es todo lo que te puedo escribir por hoy, aparte de que te amo mucho, querida.

       

      Fri(3)

       

      Ferenczi – Groddeck. Correspondance (1921-1933) Editorial PAYOT. (1982) Paris, France. Traducción Interna Indepsi. 2000.

       

      1.- 37 º Reamur equivale a  46,2 º Celsius. (N del T).

      2.- El tratarse de usted es habitual en Hungría entre las costumbre burguesas de la época.

      3.- Diminutivo de "Frigyes", es decir Frédèric.

      Payot

    • CORRESPONDENCIA ENTRE GEORG GRODDECK A SIGMUND FREUD.

       

      Letter from George Groddeck to Sigmund Freud, October 17, 1926.

      George Groddeck

      Baden Baden, Hütte, October 17, 1926

       

      Dear Professor

       

      Many thanks for the charming wire. As far as I can tell considering the enigmatic nature of my It it seems to be willing to allow itself a long happy lease of life. In any case it is pleased with the sympathies of your Ego and Id and proud.

      We have gone on holiday again after an eventful year, at first into our beloved hut, but soon we want to go to Berlin where I am to give some talks102 again and after that probably to London.

      Ferenczi and Frau Andreas-Salomé103 were here and told me about you and your state of health. I receive all the news which is related to the object of my last passion greedily and remember it.

      My wife sends her warmest regards and wishes.

      Ever your grateful and devoted disciple Groddeck

       

      Notes to "Letter from George Groddeck to Sigmund Freud, October 17,

       

      http://www.pep-web.org/document.php?id=ipl.105.0095b

       

      Carta de George Groddeck a Sigmund Freud, Octubre 17, 1926

      George Groddeck

      Baden Baden, Hütte, Octubre 17, 1926

       

      Estimado Profesor,

       

      Muchas gracias por su encantador telegrama. Tanto como puedo decirle considerando la enigmática naturaleza de mi Ello, me parece está dispuesto a permitirse una renovación. En cualquier caso está agradado con la simpatía de su Yo y Ello, y orgulloso.

      Hemos estado de vacaciones después de un año memorable, al principio en nuestra querida cabaña, pero luego queremos ir a Berlín donde debo dar ciertas charlas (102) de nuevo y después de eso probablemente ir a Londres.

      Ferenczi y Frau Andreas-Salomé (103) estuvieron aquí y me hablaron de Ud. y su estado de salud. Recibo todas las noticias relacionadas con el objeto de mi última pasión ávidamente y las recuerdo.

      Mi esposa le envía calidos respetos y saludos.

      Su siempre agradecido y devoto discípulo Groddeck.

       

      Notes to "Letter from George Groddeck to Sigmund Freud, October 17,

       

      http://www.pep-web.org/document.php?id=ipl.105.0095b

    • GEORG GRODDECK A GIZELLA FERENCZI.

      Georg Groddeck a Gizella Ferenczi

       

      Correspondencia Sandor Ferenczi Georg Groddeck 1921-1933

      Introducción, traducción, Angel Cagigas.

      Colección del Sillón de orejas. 2003

      19 de febrero de 1934

       

      Querida Gizella.

       

      He reflexionado mucho antes de decidir si debía o no escribir esta carta, pero ahora me he decidido a hacerlo. Si escribo a máquina la razón está en que sólo de esta forma puedo comunicarme con suficiente objetividad.

      Estos últimos años siempre que pensaba en la vida de Sandor sentía un peso en el corazón. Ha sido víctima de su espíritu de buscador, un destino que sólo mi insuficiente sed de saber me ha ahorrado. Primero tengo que hablar de mí mismo. Antes de que empezara con el psicoanálisis uno de los fundamentos de mi pensamiento médico era la convicción de que en el individuo humano, aparte de la psique de la que se ocupa la ciencia existen millares y millones de vidas psíquicas más o menos independientes que se agrupan ya de una forma ya de otra, trabajando juntas o las unas contra las otras y que en ciertos momentos también pueden ser totalmente independientes. Me he dado por satisfecho con constatar esto, jamás he intentado estudiar ese cosmos, simplemente no está en mi naturaleza consagrarme a lo que tengo por inaccesible a la investigación.

      En mi estrecha amistan con Sandor, relativamente pronto me di cuenta de que él juzgaba estas cosas de forma semejante. Pero después vi con pavor que se había puesto a estudiar científicamente el Mundo Humano e incluso a representarlo en la medida de lo posible, de forma que otros también pudieran tomar parte en ese espectáculo al que bien se puede llamar sobrecogedor. Esta búsqueda llegó a ser en su caso demasiado poderosa. Conmigo utilizó la expresión; yo atomizo el alma. Pero si se intenta seriamente tal atomización sólo puede terminar con la disolución de uno mismo, pues los demás seres humanos son y siguen siendo para nosotros un misterio; no podemos atomizar más que nuestra propia alma y eso nos destruye. La forma en que Sandor, cuyo genio y valentía siempre he admirado, se ha visto libre de una lucha sobrehumana es completamente accesoria. Aquí y allá he intentado llamarle la atención sobre el peligro del camino que había tomado; pero así como no se puede detener un torrente impetuoso con la palma de la mano, tampoco se podía ayudar a Sandor. Si alguien dice que quizás yo habría podido está en un error. Por próximos que hayamos estado y por grande que haya sido nuestra amistad, estaba ya lejos de mí en un vuelo al que yo no podía ni quería unirme. No puedo decirte más. Los acontecimientos exteriores sólo han tenido significación en la vida de este hombre fuera de lo común en la medida en que era uno de esos seres generosos que siempre dan más y más.

    • CORRESPONDENCIAS VARIAS.

       

       

       

       

       

       

      1977 Correspondencia Freud – Groddeck. Anagrama Barcelona, España.

      1977 Fragmento de una carta a Emmy Groddeck a propósito del " Yo y el Ello " de Freud. Gallimard. París.

      1981 Rank - Groddeck : Breve intercambio de cartas previo a la publicación de " El libro del Ello" - Le bloc de notes de la psychoanalyse, N° 1, 1981.

      Otras cartas: a un profesor de medicina de Berlín a una desconocida a Emma Stropp.

      [Ça et Moi, Gallimard] a un paciente médico al profesor H. Vaihinger a Mme. X.

      2003 Correspondencia Ferenczi–Groddeck. Cagigas, A Editorial Del Lunar. Madrid, España.

  • RELACIONES CON.

  • GALERÍA DE FOTOGRAFÍAS.


 

 

Asociación Latinoamericana de Sándor Ferenczi. ALSF. 2015-2018.

 

Versión 0.1. Página Web lanzada con Fecha 01 de Mayo del 2015.

En mejora Versión 0.66- Agosto 2018.

Copyright. © Alsf-chile.org. Licenciado en Informatica  Multimedia.  Uniacc. 2016.